Moriscos de carne y hueso

Germanias

CARRICOLI, MORISCO DE RANES, LINCHADO POR LOS AGERMANADOS DE ALCIRA DURANTE LA CONVERSIÓN FORZOSA DE 1524

Escrito por historiasmoriscas 27-05-2015 en Germanias. Comentarios (0)

"15 de Noviembre del año 1524"


" Ese día ante el Reverendo Señor Joan de Churruca, Inquisidor y el Magnífico Andrea de Palacio, asesor, asistiendo los dichos Martino Sanchiz, Marco Juan de Bas, por propia voluntad comparece Hieroni Amat, ciudadano de Xátiva que, ante dichos señorees, juró el arriba primer artículo y dijo que lo que este testigo sabe que está en verdad que en el año 1521 en el mes de Julio o Agosto vio este testigo como los moros de la morería de Xátiva se convirtieron e hicieron cristianos en esta forma que venían a la puerta de la Seu de veinte en veinte de treinta en treinta con sus padrinos y padrinos..




y allí eran exhortados y amonestados por el Vicario y capellanes de la iglesia diciendo si querían ser cristianos y ellos decían que sí y anís les ponían nombres de cristianos y los ponían en la iglesia y los llevaban a la pila del bautismo y teniéndolos allí el vicario les ponía la Crisma en la frente y el óleo en los pechos y espaldas y el vicario decía a cada uno por tres veces "  ¿ Quieres bautizarte ? ", y ellos respondían : " Quiero" con sus padrinos,  y ansí les echaban agua encima de sus cabezas diciendo "ego te bautizo in nomine patri et fili et spiritus sancti Amen" y anís les ponían sus capotas en sus cabezas y con candelas encendidas en las manos ofreciendo aquellas y anís se bautizaron unos empués de otros a sus tandas,  hasta que fueron todos bautizados con todas las ceremonias y oraciones que se aostumbran a bautizar los cristianos, Y que la causa por la que se hicieron cristianos, a creer de este testigo, es que vinieron de Alcira setecientos u ochocientos hombres y vinieron aquí a la plaza de la Seu y de allí se embocaron por la Corregería adelante la vuelta de la morería y decían públicamente que iban a la morería a robar y a hacerlos cristianos y a poner fuego a las puertas de la morería y oyó decir que habían muerto a dos moros, que el uno se decía Carrícolí de Ranes y el otro decían que era de Ayelo, forasteros y que no se sabe por qué los mataron y que después vino luego nueva que eran contentos de hacerse cristianos.Y que así como vino el domingo después de comer, sacaron todos los forasteros y los trajeron a la Plaza de la Seu. Y seyendo aquí un capitán castellano





que estaba aquí, trajo un moro para bautizar que se decía que era de Ayelo y cuando fue delante la sala de la ciudad, cerca de la Plaza de la Seu, salieron no sabe cuantos cristianos y mataron al dicho moro y lo despiezaron y lo arrastraron por las piernas hasta que lo llevaron a quemar y así lo quemaron en el Portal de la Ferrería.Y decía que lo habían muerto porque había estado en una muerte de uno que se decía Jaume Candela, al parecer de este testigo,  de aquí de Xátiva, y que de aquí en adelante se bautizaron en la forma que dicho tiene salvo que también bautizaron en la Iglesia de la morería como en la Seu y algunos en sus casas mismas porque decían que estaban enfermos....

"...Este testigo tiene muchos amigos moros que decían que por fuerza se habían hecho cristianos."




COMENTARIO DEL AUTOR


La conversión de los valencianos musulmanes en 1524, ha sido tratada con profundidad por numerosos autores y tuvo su propio episodio de polémica incluso en la sociedad de la época, hasta el punto de que, una vez pasada la crisis política de las Germanías, las aljamas moriscas de Valencia exigieron ante Carlos I la nulidad de los actos de bautismo, por considerar que se habían hecho bajo presión y por lo tanto eran inválidas sus consecuencias.

La reclamación de las aljamas  se acompañó por  la vuelta, apenas un par de meses después,  de la mayoría de los "nuevamente convertidos" a la religión y usos tradicionales de sus padres, de manera que a la Monarquía se le planteó un problema político y a la Iglesia un problema teológico, pues esa vuelta al Islam convirtió a los moriscos de golpe y porrazo en apóstatas, una vez que ya se habían sacralizado cristianamente las mezquitas y se habían incautado como bienes eclesiásticos los "habices" de las mismas.

La intensidad del problema fue tal, que obligó a las autoridades del reino y a la Suprema de la Inquisición a realizar una encuesta para averiguar si, como decían los representantes de las aljamas, la conversión había sido forzada y por lo tanto nula o el hecho de haber cumplido los aspectos básicos del rito del Bautismo ,cosa ya de por sí dudosa, hacía válido el Sacramento cristiano, a pesar del rechazo posterior de los así "nuevamente convertidos".

Es conocida también la solución salomónica que adopto la Corte. Al tiempo que declaraba válidos los bautismos llevados a cabo en aquellas trágicas circunstancias, llegó a un acuerdo con los representantes de las aljamas para que las consecuencias del bautismo que se daba por bueno, no empezaran a surtir pleno efecto hasta cuarenta años después. Previo pago por los moriscos de una suculenta suma que fue a parar a las arcas reales, aquellos pudieron conseguir que durante ese período de tiempo la Inquisición se abstuviera jurisdiccionalmente  de proceder contra los "cristians nous" y que estos tuvieran tiempo de adaptarse en el terreno de las costumbres, la lengua y la indumentaria a su nueva condición.

Los relatos de los acontecimientos acaecidos en esos trágicos momentos de las Germanías, y recogidos en la encuesta del Inquisidor Churruca, muestran con toda su crudeza que el bautismo masivo de los valencianos musulmanes se produjo en unas condiciones de fuerza y terror difíciles de imaginar hoy . En palabras del propio testigo, recogidas en el documento que comentamos ,el setabense  Hieroni Amat :  " este testigo tiene muchos amigos moros que decían que por fuerza se habían hecho cristianos". No hay mejor resumen de los hechos, sobre todo si se piensa en las "tandas" de familias moriscas huidas y recogidas como ganado en la Plaza de la Seu de Xátiva, rodeadas de 700 u 800 hombres armados, contemplando como linchan , claramente como aviso y escarmiento a los demás, a uno de los suyos hasta la muerte.



FRANCISCO PALMO, MORISCO DE QUESA, VALENCIA, UN CAUDILLO EN LA GUERRA DE LAS GERMANÍAS, DIGNO DE MEJOR CAUSA

Escrito por historiasmoriscas 28-10-2014 en Germanias. Comentarios (0)

A principios del Siglo XVI, tuvo lugar en el Antiguo Reino de Valencia un levantamiento popular protagonizado principalmente por artesanos y labradores contra el sistema feudal establecido y que se conoce por Germanía, paralelo cronológicamente con la guerra de los Comuneros castellanos.De 1519 a 1522 las tierras valencianas fueron escenario de combates y luchas que revistieron caracteres verdaderamente feroces, siendo Xátiva uno de los puntos principales de la rebelión que al final logró ser aplastada por las fuerzas realistas.

El Virrey hizo llamamiento a la nobleza para que acudiese a concentrarse con sus fuerzas en Gandía; allí, entre otros muchos caballeros se presentó el Señor de Bicorp, Don Luis de Vilanova,el mismo personaje del que nos ocupábamos en el capítulo anterior, consus deudos, hallándose en los combates de Xátiva. El historiador Escolano nos relata en sus célebres Décadas un curioso acontecimiento del que fue protagonista Don Luis de Vilanova y uno de sus vasallos moriscos cuando se hallaba participando en el sitio de la ciudad.


Don Luis de Vilanova, señor de Bicorp

Este es el relato:

"No sirvió menos D. Luis de Vilanova, señor de Bicorp, con una escuadra de vasallos suyos moros que traían por caudillo a un Francisco Palmo, morisco de Quesa.

Este era un hombre muy alto de cuerpo y de extraordinarias fuerzas y agilidad: tanto que por alta que echase una raya a una pared con la mano el hombre mas alto que se hallase, el moro alzaba la pierna del suelo con la mayor gentileza y soltura del mundo y la tocaba con su pié como si no tuviera huesos ni junturas algunas. Un día quiso su señor Don Luis llegarse al río de Xátiva , el Cáñoles, a refrescar y alargándose un buen rato del alojamiento, fue acometido a deshora por una cuadrilla de comuneros.No los vió venir él, sino el moro y echándose mano a su ballesta se combatió con todos y mató a dos y hizo huir a los otros.


El pueblo de Quesa, en la Canal de Navarrés, Valencia.


Otro día, importando mucho tomar lengua de los designios del enemigo, se encargó de ello el dicho moro, Francisco Palmo, y salido a la campaña, descubrió un comunero: y arrebatando de él, se le echó a cuestas y le trajo al Virrey. Pero costóle muy bien todo esto al señor, porque los comuneros se apellidaron y tomaron la vuelta de Bicorp  y aunque el Alcaide que era un hidalgo castellano, entendiendo su venida, hizo juntar los moros de aquel cuartel para salirles al encuentro de que vio que venían tantos, desmayó y se acogía con los moros a las sierras y entraron los comuneros y saquearon los lugares de la Baronía.

SERENA PÉREZ, Balbino :"Apuntes históricos de la villa de Bicorp".Ayuntamiento de Bicorp, 1999,


Azud de los Moros en Bicorp


COMENTARIO DEL AUTOR :

La  breve historia de Francisco Palmo ilustra muy bien el conflicto en el que se vieron envueltos los moriscos valencianos a consecuencia de la Guerra Civil de las Germanías. El endurecimiento de las condiciones de vida de los moriscos en los lugares de realengo, empujó a la población morisca hacia los pueblos y alquerías bajo la jurisdicción de los Señores, donde por el interés de la nobleza en acrecentar el número de sus vasallos moriscos-quien tiene un moro tiene un tesoro-podían aminorar la presión eclesiástica e inquisitorial y vivir mas de acuerdo con su condición de criptomusulmanes.

La Guerra de las Germanías-1519 a 1522- llevó al bautizo forzado en esos años de los moriscos valencianos y al comienzo de un conflicto que solo acabaría con los Bandos de Expulsión de 1609. Los agermanados obligaron por fuerza y como vemos en el documento anexo, por el terror, a numerosos moriscos a bautizarse,hecho que la Iglesia y la Monarquía aprovecharon para dictaminar que aun a la fuerza, el Bautismo de los  moriscos era irreversible y los convertía ya en cristianos, cristianos nuevos de moros, si, pero cristianos ya sujetos a los castigos por herejía si tornaban a practicas sus creencias islámicas.


Veamos este documento de la actuación de los agermanados de Xátiva y Alcira sobre las prósperas localidades de Llauri, Xeraco y otras contiguas.




AA.MV.

R-19

Año:1522

TRANSCRIPCIÓN

En unos papeles viejos y maltratados hallé esta memoria de los daños que en la Baronía de Llauri hicieron los comuneros de este Reino que fue el años 1522 y dice asi:

Los de la Vila de Alzira, a mano armada despues de la batalla de Gandia vinieron al lugar de Llauri, donde llegaron también gente de Cullera y Sueca los cuales en las marjales donde estaban los bestiars mayores como son las vacas y las lleguas robaron dichas bestiars y se las llevaron.

ITEM

En el mes de marzo del año 1522 los de la Vila de Alzira con el capitan de los “fadrins” que se llama Pellicer y otros de Alzira y Carcaixent fueron al Monasterio de Nuestra Señora de la Murta y de alli se llevaron de los establos de dicha casa seis acémilas de Don Hieroni de Vich las cuales el Prior de dicho Monasterio rescató por 23 ducados y además se llevaron dos caballos, el uno de la brida, caballo que valía mas de cien ducados arriba y otro caballo turco que costó 33 ducados, este fué restituido muy perdido y flaco, el cual ataron a la puerta de la casa del Señor de Xaraco y no ha vuelto a estar bueno desde entonces.

ITEM

Estando el Virrey en Montesa, volvieron los de Alcira y Xátiva al dicho lugar de Llauri de  noche y entraron por las casas y les robaron y mataron nueve moros y dos criaturas y un negro ciego cristiano que pasado a Gandia lo apresaron toda la noche y lo mataron  y otros moros y criaturas y aquella noche se llevaron 150 ovejas del alamí Mahomat Zanequi y a uno de los moros que mataron que se llamaba Ayet Zayta le robaron 120 Ducados en dinero.

ITEM

Cuando los de Sueca y Cullera y Alziira fueron a robar a la Vall de Alfandech, robaron en las marjales de dicha Vall, muchas vacas y yeguas y otros animales que los moros del dicho lugar de Llauri, Beniomer y Beniboquer habían huído y llevado a dicha Vall.

ITEM

 Después que aumenta el número de la gente de Alzira se iban quemando y robando todos los lugares circundantes y vinieron desde la ciudad de Valencia, vinieron al lugar de Llaurí y se llevaron cofres dorados y otros muebles de casas, utensilios, botas y jarras que robaron, quemaron y se llevaron garrofas,  pasas y otros alimentos y mas de 200 Buchs -Colmenas- llenas de abejas y miel y hacen diversos viajes con todo ello y quieren hurtar como de Llaurí a Alzira hay cerca de una Legua y eso de día, públicamente entraron por todas las casas de los moros y no encontrando ninguno pegaron fuego y derribaron algunas casas las cuales estan ya vistas y tasadas de provisión por el gobernador.

ITEM

Algunos días después volvieron gente de Alzira y Xativa al dicho lugar de Llauri y acabaron de llevarse lo que en la casa del Señor quedaba y después dieron fuego a un cuarto de dicha casa el cual se quemó todo y está evaluado y tasado por provisión del sobredicho Gobernador.

ITEM

 Los daños de los incendios y robos de los dichos lugares han sido la causa de que dichos lugares se hallan despoblado y hayan estado dos años sin coger alimento alguno, deshabitados y 24 o 25 casa se pasaron allende -Berbería -pero hoy día dichos lugares no se han acabado de poblar y los que se pasaron allende no han vuelto y por eso no se han  acabado de poblar los lugares

BENIBOQUER

Zatma Maquestret: Una vaca, una ternera y veinte gallinas, un collar de oro que valia tres ducados y cuatro pendientes de oro que valian 40 sueldos y una cadena de plata que valía treinta sueldos y dos jarrones de queso, un quintal de lino, dos espadas, dos sabanas y un colchón.

Ali Zanequi : cinco sabanas, cinco camisas, treinta y cuatro piezas de lienzo de seda, una arroba y media de hilo y unas faldas, tres colchones, dos somieres un saquete de chamelot, una algamia de seda, una toalla, dos sábanas veinte gallinas, cuatro carneros, dos bueyes y dos calderas de queso.

Abrahim Ramat  :Un caldero de queso, ocho vacas, un carnero, una capa una espada, unas faldas, un brial, dos sabanas, un colchón y otros pequeños, una onza de perlas, una arroba de lino, quince gallinas, una pieza de trapo rojo.

Maymo Zaita : cinco vacas, una yegua,,una albocaya de hilo de oro, quince gallinas, ocho colchones, un caldero de queso, una cetía.

Maçot Zayta: Una capa y dos camisas.

Homat de Ramat: Seis vacas, una somera,catorce gallinas,caldero y medio de queso, dos camisas de hombre, dos colchones, chivos, unos treinta sueldos, media onza de perlas, una espada y tres arrobas de lino.

Ali Gaybel : Doce  vacas, dos colchones grandes, dos sabanas, seis colchones chivos, una alvocaya de hilo de oro y veinticinco gallinas.

Abdala Zanequi : Dos vacas, dos somieres, una yegua, cuatro sabanas, cuatro colchones, diez cojines, tres faladas, dos capas, diez toallas de lienzo. una camisa de mujer, cinco de hombre, veinte colmenas, tres cubos y dos calderos de queso, una arroba de hilo de lino, un halbet, veinte piezas de lienzo, treinta y seis gallinas, dos espadas, una ballesta.

Mahomat Morsi:  Ocho vacas, una ternera, una rueca, catorce ollas de queso, un ducado y un collar de plata.

Abrahim Zanequi:  Dos somieres, siete colchones chicos, tres sabanas, un colchon de lecho, dos toallas o tocas, una albocaya de oro, dos menegues de vellón, cinco piezas de lienzo y diez gallinas.

Ali Crespi:  Ochenta cabras, dos somieres, una vaqueta, una cortina, tres sabanas de lecho, dos colchones, una almoayna de seda, una cama una almoayna, una onza de perlas, unas faldas un caldero de queso y catorce gallinas.

Azmet Maquestret:  Una capa, una espada, una ballesta, una castellana.

Abraham morsi: Una arroba de hilo, tres camisas de hombre ,otras tres de mujer, dos colchones de lecho, cuatro colchones chicos, veinte gallinas una capa.

Ali Ramat: Siete vacas, una capa, un sayo, dos  camisas de hombre, dos castellanas, una espada y veinte gallinas.

Azmet Ramat:  Una algania, una alvocaya de seda e hilo de oro, una cortina, dos sábanas, cinco camisas de mujer, dos libras de seda hilada, una cerca, una maclota y veintiseis gallinas.

Ali Zaterra. Tres calderos de queso, dos sabanas, tres camisas unas faldas,dos camisas de mujer, noventa sueldos,(en el camino de Murta) doce ducados de joyas de su mujer, una cama con su cortina, noventa ovejas, dieciocho gallinas, una espada y una  capa.

Azmet Zatorra:  Veinticuatro vacas, una ternera, tres capas, dos calderos y medios de queso, tres sabanas, una cortina, una algamia de seda, cuarentaytres gallinas, cientocinco ovejas y cuatro camisas.

Maçot Gallaires:  ocho vacas, una ternera, cuatro sabanas una cama, veinticuatro gallinas.

Abrahim Gallaire:  Ocho vacas, dos calderos y medio de queso, veintitres colmenas, treinta y dos gallinas, una cama con su cortina, una espada, una capa una somera.

Mahomat Gamezet;  Nueve ollas de queso, cinco cabras un colchon, una ahina de trapo, un rocin, una espada, once gallinas y unas faldas.

Fusey Zeyta:  Dos somieres, cuarenta gallinas, onza y media de perlas, dos alvocayas de hilo de oro y una capa.

La mujer de Abrahim Crespi:  Dieciseis vacas, veintinueve gallinas, noventa ovejas, una ballesta y una espada.

Pere Crespi hijo de Maçot:  Ocho vacas, 24 gallinas un rocin, una capa, una espada y una ballesta.

Ali Zeyta:  Dos vacas, ciento veinticinco ovejas, cuarenta y seis gallinas, la cama y su cortina, dos sayas una ballesta y unas faldas de mujer.

Sadam Zanequi:  Seis vacas, noventaydos cabras, treinta y seis gallinas y una yegua.

Mahomat Zanequi:  Veinte vacas,  ciento ochenta cabras  y cincuenta y dos gallinas.

Mahomat Madonet;  Ochenta ducados, dos bueyes un asno y cincuenta gallinas.

Alfaqui de Beniboquer: Once vacas, cuarentayseis gallinas y una espada.

En el año 1523 con provisión del gobernador Don Luis de Cabanilles, fueron expertos a Llauri, Beniomer y Beniboquer y anotaron los daños y estragos mandados hacer en la casa del Señor de los Moriscos de dicha Baronia, que importan mas de mil libras.Consta todo en los registros de Dicha Corte 41-1523 fol. 33.