Moriscos de carne y hueso

Resistencia

LORENZO DE LEÓN, MORISCO GRANADINO, JUZGADO POR REZAR EN LA IGLESIA ORACIONES MUSULMANAS

Escrito por historiasmoriscas 28-02-2015 en Inquisición. Comentarios (0)


" Lorenzo de León, morisco de los naturales del Reino de Granada, hijo de Juan de León, zapatero vecino de la ciudad de Baeza fue testificado por tres testigos, un varón y dos mujeres menores. El varón y una de las susodichas mujeres menores son los berberiscos esclavos catecúmenos contenidos en la relación de la causa inmediata precedente y la otra es cristiana vieja.El testigo mujer berberisca dice que estando un día la testigo y el reo juntos, salieron a las avemarías y la dicha testigo hincándose de rodillas rezó las oraciones de la Iglesia y que el reo, también de rodillas rezaba oraciones de moros, nombrando a Mahoma muchas veces y entre las dichas oraciones una era del Alhanduley y que habiéndole dicho los testigos por qué  rezaba aquellas oraciones de moros el susodicho había respondido " Porque soy moro y mi padre" .



Y así mismo la había dicho que si rezaba aquellas oraciones de moros le daría con que pasase toda la vida y todos los dichos testigos confesos de confesión extrajudicial del reo de que haciendo el susodicho cargo al testigo primero de que le imputaba que había dicho que era moro y su padre también y trayéndole la testigo de  memoria el tiempo y lugar y palabras formales que habían pasado y como rezaba oraciones de moros , había dicho el reo, es verdad moro soy y no como tocino ni bebo vino y los dos de los dichos testigos declaran que el susodicho de nombre de moro se llama Hamete.

AHN.INQ.



Torre árabe de los Aliatares, Baeza.



COMENTARIO DEL AUTOR

La presencia de núcleos importante de moriscos en los pueblos de Granada, es indicativa de las muchas incógnitas que se esconden tras los datos oficiales de la burocracia de la Monarquía y de la Iglesia. El procesamiento de Lorenzo de Léon y su padre, muestran las dificultades de la maquinaria de la Monarquía para lograr una completa deportación masiva como la que se intento en el Antiguo reino de Granada, entre 1570 y 71 a raíz de la Guerra de las Alpujarras. Si seguimos las tesis recogidas en los documentos oficiales, sumando  los deportados como "moros de paces" ,es decir de los que no apoyaron o participaron directamente en la sublevación y los que fueron  deportados como actores activos de los actos de la guerra, tendríamos que prácticamente la población morisca del antiguo Reino fue diseminada por toda Castilla, dando lugar a nuevas comunidades de "granadinos", en territorios de la Corona tan alejados como Zamora, Palencia o Salamanca incluyendo sus pequeños pueblos y aldeas.

El caso de Lorenzo de León, es un botón de muestra de que no fue así. En los territorios del Antiguo Reino de Granada,  y mucho más en toda  Andalucía ,quedaron importantes comunidades  formadas por aquellos moriscos que efectivamente colaboraron de forma activa con el bando de la Monarquía en la Guerra de las Alpujarras, por otros muchos que lejos de ser "colaboracionistas",  se apoyaron en los resquicios legales para litigar y quedarse y también por muchos otros que eludieron los Bandos, simplemente porque las redes de solidaridad les permitieron colarse entre la malla tejida por las autoridades.

Lorenzo de León, que conserva su nombre musulmán de Hamete y su padre, nada menos que  a la alturas de  1607, están lejos de haber sido sometidos a la asimilación cultural y religiosa, incluso bajo el domino de una situación de miedo y control político tan poderosos como el implantado por el Santo Oficio de Córdoba."Moro soy y moro es mi padre" dice Lorenzo.Y resume así la resistencia de muchos moriscos ante un procedimiento asimilatorio forzado que solo puedo dar lugar a la traumática expulsión de 1609-1614.



ALONSO DELGADO, ALCALDE Y DIRIGENTE MORISCO DE MAGACELAS, ENCABEZA LA RESISTENCIA CONTRA EL PRIOR DE LA ORDEN DE ALCANTARA

Escrito por historiasmoriscas 29-10-2014 en Islamismo. Comentarios (0)

MIRANDA DIAZ, Bartolomé: "Reprobación y persecución de las costumbres moriscas: el caso de Magacela,Badajoz.Ayto. de Magacela,2005.



EL PROCESO JUDICIAL DE 1595

Este pleito,enfrentó a los moriscos de Magacela y al prior alcantarino Fray Alonso Gutiérrez Flores, y surgió a raiz de la aprobación de cuatro nuevos mandamientos relativos a los usos y costumbre de los habitantes de Magacelas que, resumidos venían a decir lo siguiente:

1.- Que ningún vecino de la villa de Magacela haga uso de la lengua árabe, ni la consienta hablar a sus hijos ni a sus criados ya sea en público o en secreto.

2.-Que en los desposorios, bodas y velatorios se guarden las costumbres cristianas y que no se baile en ellos si no es de día y con las puertas de las casas abiertas. En este punto se añade que la novia ha de estar siempre visible a los ojos de todos los asistentes al enlace.

3.- Que ninguna mujer de Magacela use vestidos de los antiguos, sino que los lleve similares a los de las mujeres de las villas cercanas.

4.- Que todos los vecinos de Magacela asistan a los oficios religiosos que se celebren en la villa, y en especial, a las misas mayores.

Magacela

El contenido de estos cuatro mandamientos, redactado y aprobado por el susodicho prior el día 4 de Noviembre de 1595, fue hecho público el día siguiente de su concepción "durante la misa mayor que se dixo en la iglesia de la dicha villa, después del credo".El notario Juan Valverde fue el encargado de leerlo en presencia tanto de los fieles como del propio prior quien quiso, con su asistencia a la ceremonia, otorgar una mayor trascendencia a las nuevas leyes.

Resumiendo el conflicto, los vecinos de Magacela, con los regidores y alcaldes al frente, todos moriscos, nombran una comisión que los represente ante el Prior,el Consejó de Ordenes y el propio Monarca. Por su parte el prior no pierde el timepo y reúne los testimonios de diversos testigos, entre ellos los curas de Villanueva de la Serena y La Haba, junto a otros tres vecinos de Villanueva.

Los testigos afirman taxativamente que los vecinos de Magacela hacen uso del árabe tanto en público como en privado,que sus bodas sse corresponden al rito musulmán, que visten, sobre todo las mujeres, vestidos a la usanza árabe, y que los días de Misa o bien se encierran en sus casas o se reúnen para ir a jugar a la taberna o a la Peña del Búho.

Peña del Búho

En resumen, los testigos del prior confirman que los moriscos de Magacela, siguen presentando un panorama en el que los vecinos de la localidad, incluidos sus cargos concejales son todos "moros" encubiertos.Pese a que el Consejo de Ordenes y el propio Monarca acabaron dando la razón a las normas del prior,lo cierto es que la villa continuaría siendo gobernada por los propios moriscos hasta el mismo momento de la expulsión.

Este es el alegato de Fernando de Ballesteros, PROCURADOR,  en nombre del Concejo de Magacela, donde pide que se anule el juicio por las mentiras vertidas en él.2 de Julio de 1597:

Fernando de Vallesteros Aguilera, en nombre del Concejo, justicia y regimiento de la villa de Magacela, digo que mandados ver por vuestra alteza los autos que en virtud de una provisión real se han traído a pedimento de mis partes, las debe dar y declarar por ningunos y revocar los mandamientos del prior de la dicha villa y su partido; lo primero, por lo general y por lo demás que por mis partes se dijo y alegó ante el dicho vicario o prior; lo otro porque el dicho prior no tuvo ni tiene jurisdicción para imponer nuevas penas en los casos que están puestas y determinadas por las leyes reales ni para esto dar mandamientos ni publicarlos en la forma que los publicó y procedió en grande injuria y agravio de los dichos a mis partes, ni fue modo de proceder de derecho ni estilo, lo otro , porque es notorio el levantamiento que se hace a los dichos vecinos porque nunca tal pasa ni pasó lo contenido en los dichos mandamientos y solo es tesón y enemiga contra los dichos vecinos porque le van a la mano porque nunca pasa tal ni pasó lo contenido en los dichos mandamientos y solo es tesón y enemiga contra los dichos vecinos porque le van a la mano porque les destruye sus pastos y vedados y porque con mas de 1.500 cabezas de ganado ovejuno que tiene con otras muchas granjerías y ganados que tiene el dicho prior,y solo este fundamento ha tenido y no otro para proceder contra mis partes atreviéndose a ello como a personas sujetas y que poco pueden; lo otro lo dicho se hace mas llano porque el notario y fiscal son sus criados y con estas intenciones les da de comer y los sustenta y de esto nace haber dicho sus dichos en la sumaria que hizo;lo otro,porque los dichos mis partes son cristianos viejos y contra quien no se puede proceder y que son muy buenos cristianos y no hacen ni guardan rito ni costumbre que no sea de tales, ni hablan,ni saben la lengua arábiga ni usan de trajes reprobados y nunca se les vio ni imputó por ninguno de los priores pasados ni jueces que es de creer que si hiciera de qué proceder procedieran contra ellos; lo otro, porque los dichos mandamientos fueron sin conocimiento de causa y sin partes en general y cuando se lo contradijeron hizo una sumaria información con sus criados y allegados demás que no deponen de cosa alguna ni en casos presentes.Por que pido y suplico a vuestra alteza declarando por ningunos dichos mandamientos mande al dicho prior no proceda ni se entrometa mas de lo que sus pasados que los conservaron y tuvieron en mucha paz, quietud y cristiandad y justicia, la cual pido y costas.Y para ello suplico y ofrezco a probar lo necesario.

El licenciado , Bartolomé Dávila y fernando Vallesteros.

En la villa de Madrid a dos días del mes de Julio de 1597 en el Consejo de las Ordenes del Rey Nuestro señor, la presentó Fernando de Vallesteros en nombre de sus partes.



COMENTARIO DEL AUTOR:

El caso de Magacela, como el de la vecina Hornachos y el de otros muchos pueblos dispersos por la Geografía Peninsular, muestra una comunidad morisca fuertemente estructurada, gobernada por autoridades- alcaldes, regidores y justicias- moriscos, cuya inteligencia política, discreción  y apoyo vecinal  ha conseguido mantener durante siglos una situación de estabilidad y calma políticas.Hasta el punto de que- como dice el escrito de su procurador-, ninguno de los anteriores priores de la Orden, se han entrometido en la gestión de los asuntos públicos, ni hurgado demasiado en la permanencia de las costumbres seculares de los habitantes de la Villa.

La codicia del nuevo  Prior, enfrenta a éste con la comunidad y el Concejo, que defienden a capa y espada sus pastos y explotaciones agrícolas frente a la expansión de los rebaños del Prior. Basta la eclosión de ese conflicto para que el Prior, rompa el status quo y comience a buscar, bajo la normalidad de la vida cotidiana de Magacela, los rasgos específicos que la identifican como un grupo morisco que mantiene vivas las costumbres y forma de vida de sus antepasados.

Es precisamente la fortaleza del grupo la que, a pesar de la victoria jurídica del prior ante las instancias jurídicas de la Corte, impide que la represión se cebe con el pueblo, pues las autoridades- alcalde, regidores y justicias- del Concejo, siguieron siendo moriscos hasta el momento mismo de la expulsión de 1610.

JAUME PAXARICO, MORISCO, LABRADOR Y ALFAQUÍ EN ALAQUÁS, VALENCIA, CONDENADO A MUERTE POR EL SANTO OFICIO EN 1602.

Escrito por historiasmoriscas 28-10-2014 en Inquisición. Comentarios (0)

Jaume Paxarico es un morisco que vive en la huerta valenciana en la localidad de Alaquás, es un hombre ilustrado pese a las apariencias de su oficio, sabe leer y escribir en árabe y valenciano y probablemente castellano. Copia reproduce el Corán y otros textos para sus convecinos y los de otras localidades. Es por lo tanto un objetivo prioritario para las actuaciones del Santo Oficio de la Inquisición. Apenas a 7 años de la Expulsión de los moriscos valencianos, sigue formando parte de la red de alfaquíes y dirigentes moriscos en la clandestinidad. Pagará con su vida la función que le ha encomendado su comunidad.Esta es la acusación y la sentencia del tribunal:

"Sentencia de muerte contra Jayme Paxarico,labrador,vecino de Alacuas,Valencia, por ser alfaquí.30 de Junio de 1602.

AHN.Inquisición de Valencia, leg.552,num. 33. GARCIA BALLESTER,Luis: "Los moriscos y la Medicina".Barcelona,1984.


Antigua morería de Alaquás, Valencia, barrio en torno a la Iglesia.

" Y el dicho Jayme Paxarico, sabiendo leer y escribir en algarabía y comenzando a ser alfaquí, maestro y dogmatizador de la dicha secta de Mahoma, le había enseñado a acuchas personas de su casta y generación, juntándose con ellos y haciendo conventículos en muchas partes y casas así de la villa de Jarafuel como de otros lugares, con secreto y a puerta cerrada, leyendo el dicho Paxarico y otros alfaquíes con el libro de Alcorán, y enseñando como se había de hacer el guadoch, lavándose todo el cuerpo y partes de él,y después la çala vistiéndose camisa limpia, alçando y bajando la cabeza puesto el rostro a la alquibly diciendo el bismila y como se había de ayunar el Ramadán por trina días que duraba la luna, no comiendo ni bebiendo hasta salida la estrella y celebrar la Pascua de él, holgando y bailando, tañendo laúdes y dando caridad a los moriscos pobres, y haciendo todos los que se hallaban en las dichas juntas ceremonias para que el dicho reo y los demás alfaquíes viesen si las sabían y hacían según y como él se las había enseñado,y advirtiendo a todos que ninguno podía estar ni hallarse en las dichas juntas si no estaba retajado según rito y ceremonia de moros de que había resultado manifestarse y declararse todos que estaban retajados.


Página manuscrita de un Corán andalusí.

Y que también había tenido por oficio el dicho Jayme Paxarico trasladar libros del Alcorán y escribirlos de su mano en lengua arábiga para darlos y repartirlos entre otros cristianos nuevos para que mejor pudieran saber la dicha secta y usar y ejercer las dichas ceremonias.

Por nuestra sentencia definitiva declaramos su intención por bien probada y los susodichos haber sido herejes, apóstatas, mahometanos y haber caído e incurrido en sentencia de excomunión mayor, y estar della ligados y en las demás penas y censuras, por derecho e instrucciones del Santo Oficio contra semejantes delincuentes establecidas y los mandaremos relajar y declararemos la justicia y brazo seglar y en todo serle hecho entero cumplimiento de Justicia y juró en forma las dichas acusaciones.


COMENTARIO DEL AUTOR:

El caso de Jaume Paxarico es realmente espectacular. La fecha en la que se produce su procesamiento y posterior ejecución es 1602. Faltan apenas 7 años para que se produzca la expulsión y han transcurrido decenios desde que comenzara la caza y captura de los líderes religiosos musulmanes en toda la Geografía peninsular.

Estamos hablando de Alaquás, una localidad que apenas dista 9 kilómetros de Valencia capital, es decir una localidad a tiro de piedra de la sede Tribunal de la  Inquisición valenciana, de la sede del Patriarca y sus visitadores, y lugar de paso de numerosos comisarios,recaudadores y otras autoridades cristiano-viejas.

No solamente Paxarico sobrevive a esta proximidad, sino que, como consta en el proceso, viaja continuamente ejerciendo su función de alfaquí, Imam y maestro de las letras árabes entre diversas comunidades y pueblos de su zona. De hecho el proceso menciona las visitas del morisco a Jarafuel, situada nada menos que a 110 Kms actuales por carretera de Alaquás.

En otro apartado, el proceso menciona que, como ocurre con otros alfaquíes, Paxarico no se limita solamente a mantener "algunos ritos residuales del islam" entre sus convecinos valencianos, es también un formador de nuevos alfaquíes, examinando doctrinalmente a aquellos que van a ejercer su función de tales. Lo que nos indica que la represión inquisitorial no solamente no acabó con los líderes religiosos moriscos tras la conversión forzada de 1522-25, sino que pasados los primeros años, la organización clandestina de los moriscos consiguió reconstruir esas funciones de dirección religiosa y política formando nuevos dirigentes.


PEDRO AMAN, COMERCIANTE, ALFAQUÍ Y DIRIGENTE DE LAS ALJAMAS CASTELLONENSES: BURLADOR DE LA INQUISICION VALENCIANA

Escrito por historiasmoriscas 25-10-2014 en Inquisición. Comentarios (0)

Publicado por Magín Arroyas Serrano y Vicent Gil Vicent: " Revuelta y represión en los moriscos castellonenses".Ayuntamiento de Onda.Onda, 1995.

Pedro Amán, nace en la aldea de Benitanduz, Castellón, allí desarrollaba una actividad agrícola como colmenero, pero también era un próspero comerciante en paños de Onda, en cuya ya  reducida morería poseía una tienda.Pero al morisco Amán, le reconocieron como dirigente y alfaquí las aljamas moriscas de la Sierra de Espadán, formando parte de un poderoso núcleo de dirigentes moriscos que actuaban a la vez como líderes políticos, económicos y espirituales de las aljamas ante las autoridades religiosas y civiles del Reino.

Aldea de Benitanduz

Casado en Benitanduz con Çoayra, hija de Zueyme,de la que no tiene hijos, contrae nuevo matrimonio con Nuceya, hija del alfaquí y notable morisco de Artesa Chaupí, de la cual tampoco tiene hijos.  Es padre de una hija bastarda, María que reside en Benitanduz en casa del morisco Tarnani.

Después de los sucesos de 1568, en los que los dirigentes de  las aljamas de Espadán plantan cara al Obispo de Tortosa, empeñado torpemente en una campaña de evangelización improvisada, Pedro Amán es procesado y acusado por el promotor fiscal del Santo Oficio de "hacer oficio de alfaquí,vida y ceremonia de moro".Su proceso se aplaza, no obstante hasta 1573, a pesar de ser identificado como una de las "cabezas y lenguas de los moriscos en el desacato que le hicieron los moriscos de la Vall d´Uxó al Obispo de Tortosa.

Morería de Onda

Temerosas la autoridades de una posible confluencia de los moriscos valencianos con los sublevados de Las Alpujarras, deciden negociar con las aljamas. Desde 1568 a 1573, Amán y los demás dirigentes, juegan una doble carta: conspiran amparándose en los buenos augurios que llegan de Argel y al mismo tiempo pactan la compra de una nueva concordia.Pero después de la muerte del moderado Inquisidor Miranda, en 1573, Pedro Amán es encerrado en las Cárceles Secretas del Santo Oficio y los nuevos inquisidores no dudarán en condenarlo, el día 5 de Marzo de 1574 a ser reconciliado en Auto Público de Fe..sin confiscación de bienes sino condenado en diez ducados para alimentos de pobres presos, por ser de lugar de la situación del Santo Oficio, y en hábito y cárcel por diez años y los seis primeros cumpla en galeras de Su Majestad al remo y sin sueldo.

Mientras se ejecutaba la sentencia se escapa de las cárceles Secretas de la Inquisición de Valencia el 20 de Marzo de 1573:

Esta mañana a las cinco horas de la madrugada fué avisado por Miguel Serrano, nuncio del Santo Oficio, que una pared de la cárcel que sale a la calle estaba hecho un agujero y colgaba una soga y ansí fue a reconocer las cárceles y halló que Pedro Aman y Ramón Amare, francés, y Maciá Gumiri, morisco de Favara se han soltado de las cárceles por el dicho agujero y cuerda".Joan Pomet, compañero de celda declara que: el agujero por donde se han ido que sale a la calle que esta noche le hicieron y que otro agujero que está en las paredes de la otra cárcel hace que está hecho tres o cuatro días..lo hicieron con un cuchillo que tenían y echando vinagre, lo cual hicieron Pedro Amán y Ramón Amere y el otro que se pasaba de la otra cárcel, que no sabe quien les dio el cuchillo y que el vinagre que se echaba ellos lo tenían de lo que les traían para comer y que se descolgaron con unas cuerdas que hallaron en dicho aposento.."

La fuga con los apoyos evidentes desde el interior y exterior de la cárceles, continua: 


Portal de las Torres de Serranos por donde huyó Pedro Amán.

Y se salieron por el Portal de los Serranos, y el Pedro Amán dio un real al portero o portalero porque les abrió y que no hablaron en esta ciudad a persona alguna, y se fueron a la dicha puebla de Buñol y no llegaron allá, sino que se detuvieron aquel día y noche en un monte y al día siguiente, que era sábado y el domingo se fueron a otra montaña y comieron el pan que sacaron de las cárceles y el domingo siguiente Pedro Aman, llevó a este y a Gomiri a un lugar de moros que está junto a Silla, Picassent, y este ni el dicho Gomiri no entraron en el dicho lugar, y el dicho Pedro Amán entro en el dicho lugar de moriscos y tomó una cabalgadura y un mozo que fué con él y todos los cuatro aquella noche y el día siguiente caminaron hasta llegar a unas montañas y a la noche llegaron todos a la venta de Buñol

Vista del lugar de la antigua venta de Buñol,junto a la balsa.

 y el dicho Pedro Amán entro en ella y sacó pan y higos para cenar y este y el dicho Gumiri se quedaron aguardando al dicho Pedro Aman porque el dicho mozo con la cabalgadura ya era vuelto y que de allí sacó unas esparteñas y medias  calzas porque los borceguines traían mojados y este no sabe quien se los dio, y en unas montañas junto a la dicha venta se estuvieron cuatro o cinco días y estando allí vinieron dos moriscos que este no conoce , ni sabe sus nombres, mas que de que se fueron los dos con el dicho Amán y volvieron ansí a la venta de Buñol y a éste y al dicho Gumiri encaminaron a Castilla y se fueron a un lugar de moriscos y no entraron en él, sino que se quedaron en el campo y ansí se fueron hacia Xátiva, fuera de camino,y el dicho Gomiri y otro hombre que les encaminaron se fueron y dejaron a este dos leguas de Carlet y al dicho Gumiri y este, no se entraron en el dicho lugar y nunca mas los vio.




DIEGO DEL REDAL, EL MORISCO DE LOGROÑO QUE BURLÓ LA EXPULSIÓN Y AL CONDE DE SALAZAR

Escrito por historiasmoriscas 24-10-2014 en Resistencia. Comentarios (0)

Diego del Redal, vecino de la localidad riojana de Inestrillas, en el Valle del río Alhama,era miembro de un antiguo linaje de musulmanes riojanos. Su larga  familia contaba con miembros en la vecina localidad de Aguilar del Río Alhama, convertidos forzadamente al cristianismo tras los Edictos de Conversión de los moriscos castellanos de 1505.

Entre 1546 y 1599 el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición del Reino de Navarra, desata una brutal represión de las comunidaddes moriscas del Rio Alhama, Cervera, Aguilar e Inestrillas, que diezmaron las familias moriscas de los Océn, Amillo y los Redal entre otros linajes.Mas de 58 personas fueron quemadas vivas, en estatua o desenterrados y quemados sus huesos, amen de otros centenares que fueron a parar a las cárceles secretas, sometidos a tormento, confiscados sus bienes o desterrados de sus pueblos.


La localidad riojana  de Inestrillas, patria de Diego del Redal.

"La peripecia del Diego del Redal ,morisco,vecino de Inestrillas, resume los padecimientos soportados por esta minoría en el alto Alhama,ya que pocos como él lograron sortear el terrible correctivo inquisitorial y después el duro trance del éxodo.Algunos rasgos biográficos bastan para considerarle prototipo de los supervivientes, al tiempo que, por su facilidad de adptación y laboriosidad se haría acreedor al respeto de sus convecinos, como nexo integrador de ambas culturas.

Miembro del antiguo linaje mudéjar de los Redal, a duras penas pudo eludir el durísimo castigo sufrido por su progenie, particularmente tras la detención y procesamiento de su homónimo y allegado Diego del Redal, condenado por profesar creencias de moros en los Autos de Fe celebrados sucesivamente en Logroño en los años 1574 y 1575.La esposa de éste Maria La Recia, pese a estar acogida al perdón de 1574, también ingresó en las cárceles secretas, donde murió.Relajada en el proceso de 1585 en efigie y exhumados sus huesos, se ejecutó en ellos la sentencia.

Como era frecuente en Aguilar, también otros miembros de su estirpe- en este caso cuatro mujeres-sufrieron los rigores del Santo Oficio. Su hermana Francisca, reconciliada en 1581, fue condenada a ocho años de cárcel por facilitar la huída a través de su casa a un correligionario perseguido por los oficiales de la Inquisición.Además en el auto público del años siguiente, Catalina del Redal de 30 años de edad, tras sufrir tormento sería castigada a cárcel perpetua.También en auto de 1588 compareció relajada en estatua Maria del Redal, contumaz anciana de 77 años, cuya avanzada edad no fue impedimento para su fuga, e idéntica pena se aplicó a Isabel del Redal, por el mismo delito, pues " no pareció ni en Aguilar ni en Aragón donde fue buscada".Respecto de Francisca, hay que señalar que , transcurridos tres años desde su condena, Juan de Isla, receptor del Santo Oficio, vendía su hacienda al Conde de Aguilar.



Palacio de Inestrillas


Es difícil averiguar las razones que contribuyeron a que Diego del redal pudiera soslayar tan durísima represión familiar.Tal vez su alistamiento en las milicias reales propiciaría su indemnidad.Igualmente desconocemos las circunstancias de su matrimonio con una Beatriz Herrero, posiblemente la morisca viuda de 19 años reconciliada en el auto de 1585.Si es seguro que en 1603, Diego simultanea sus labores en el campo con el trato de productos agropecuarios, pluriempleo habitual en la tierra de Aguilar.De esta manera le vemos trajinando con fruta por cuenta propia o asociado con Juan Jiménez, alguacil-ejecutor del Conde en la comarca: dedicarse a la compraventa de cueros de buey, e incluso de fincas como La Nava, adquirida a su convecino Diego Morales.También participa como procurador del Concejo de Inestrillas en un pleito con Cervera sobre pastos y aprovechamientos.

Tras el fallecimiento de su primera esposa, de cuya unión quedarían dos hijos, el 12 de Septiembre de 1607, contraía segundas nupcias con la viuda Petronila Pérez, cristiana vieja con  cuatro hijos y de familia muy arraigada en Inestrillas. Fruto de ese matrimonio será el nacimiento de otros tres hijos varones, circunstancia que le irá obligando a redoblar su actividad.


LA EXPULSIÓN FALLIDA DE DIEGO DEL REDAL.

En los días críticos de la expulsión, en la averiguación instruida el 12 de Abril de 1611, sobre los moriscos vecinos de Inestrillas, se informa al Corregidor que Diego del Redal es " muy buen cristiano que ha servido a S.M. como soldado".Pese a la inseguridad de aquellos días, no duda en solidarizarse con sus convecinos que se encuentran en situación difícil, ofreciéndose garante del ya mencionado Colato, preso en 1613 en la cárcel de Inestrillas. Este mismo año afianza también al herrero Diego Amador, encarcelado en Agreda junto a varias personas acusadas ante el corregimiento de Calahorra por tráfico de moneda falsa. Aval que iría a depararle graves disgustos, ya que una vez prestada caución por el reo y liberado a condición de comparecer ante la justicia cuando fuese requerido, incumplió su promesa. Como era previsible, comprobada la desaparición de Amador, el licenciado Bustamante ordenó el arresto inmediato de Diego del Redal y su ingreso en cárcel de Agreda.

Esta circunstancia pondría en evidencia los apoyos que disfrutaba en toda la comarca: El 17 de Enero de 1615, sus allegados y amigos ofrecían garantía para conseguir su libertad, prestando el cura Juan de Orcondona y otro vecino 100 ducados de fianza.También comparecieron como garantes el Alcade de la Villa, Juan Pérez, y el terrateniente Don Francisco, sustituidos después por otros cuatro convecinos, entre ellos su cuñado Francisco de Vera.

Por su parte el preso confería dersde la prisión de Agreda, autorización a su esposa para que, a su vez, apoderase a los nuevos fiadores. Con todo, estas múltiples garantía no debían ser suficientes, pues el 16 de Febrero Juan de Igea, clérigo de Cervera, ofrecía otra fianza de 200 ducados para la liberación del morisco siguiendo instrucciones de su tío el influyente bachiller Igea de la Quintana.

Palacio de los Castejones, sede de la antigua cárcel de Agreda donde estuvo encerrado Diego del Redal.


Estas infructuosas gestiones obligaron a los parciales de Diego del Redal a adoptar derroteros muy diferentes para lograr su excarcelación: El 18 de Febrero de 1615, el alcalde Pérez decidía arrogarse competencias en la causa exigiendo la remisión de los autos y el traslado del morisco a la cárcel de Inestrillas. En consecuencia el Corregidor entregaría al preso en Agreda a dos personas influyentes en la Villa, Francisco de Cabriada y Francisco de Castejón, y estos lo depositaban bajo custodia del carcelero Juan de Varea, quien seguidamente procedió a ponerlo en libertad.

Confiado en la protección de estas amistades, Diego intentaría recobrar su actividad, suscribiendo el 5 de Mayo un arrendamiento por dos años de la finca denominada Lobos, pero en realidad, continuaba inscrito en la lista de expelidos y sus bienes habían sido puestos a la venta, circunstancia que obligara al matrimonio a recurrir ante la Real Chancillería.Conminado por el Corregidor reiteradamente para que abandonase la tierra de Aguilar, decidió ocultarse, observando, impotente, las diligencias del proceso ejecutivo de su hacienda.

Al no ser hallado Diego del Redal, con requisitoria del Conde de Salazar, el licenciado Bustamante ordenó su busca y captura.Éste,conciente de la complicidad urdida el año anterior por D.Francisco y otros vecinos, sepersona el 5 de Agosto de 1616 en Inestrillas y exige al alcalde Orcondona el nombramiento de dos ayudantes para que le acompañen en las pesquisas encaminadas a prender a del redil, "morisco de la villa de Inestrillas".tras declarar la indemnidad del anterior alcalde, Marcos de Medina, procedía a la lectura de un auto-fechado el 23 de Febrero-que sancionaba con 20.000 mrs. a quien quebrantase la prisión del morisco.Seguidamente se personaba en el domicilio del carcelero Varea para notificarle el escrito,pero,al encontrarse el carcelero "casualmente" en cervera, entregaría a su cuñado un apercibimiento ordenando la prisión de Diego si aparecía por la villa.

Al día siguiente,continuando con la búsqueda del reo,el fiscal se traslada a Aguilar y, tras inútiles indagaciones,amenaza con la pérdida de bienes a los vecinos que le oculten en su casa.El día 7, ya en Cervera, pregona en la Plaza de Santa Ana la comisión del Conde de Salazar decretando la expulsión del morisco, proclama que repite el 8 de Agosto.

Entretanto,coincidendo con la llegada a Inestrillas del fiscal, una vez secuestrados los bienes del matrimonio, otros oficiales iniciaban las diligencias del embargo de bienes.El inventario de enseres realizado en su domicilio registraba un escuálido patrimonio, consistente en un arca con abundante ropa blanca de lino, otras tres arcas viejas, un armario consus cajones- todos vacíos- y además una caldera grande.Es indudable que, previamente, los del redil habían desmantelado su hogar.Tambien apareció documentación diversa,licencias, cédulas reales, provisiones y ejecutorias del consejo de Hacienda, que incautó parcialmente el Fiscal Medina. Fuera de la casa se intariaban tres machos herrados, color castaño, un pollino y diez cargas de trigo hacinadas en las eras.

Verificado el recuento,Petronila nombraba depositario de los bienes a su convecino Juan perez a la vez que rogaba se liberase del embargo al pollino por tener necesidad de él y ser de poco valor y matado de los lomos,súplica que, previo juramento de la embargada, fue atendida. Sin demora,finalizadas las diligencias el fiscal FIJARIA UN EDICTO EN EL ROLLO PICOTA DE LA VILLA DECLARANDO OFICIALMENTE EXPULSADO A DIEGO DEL REDAL.

Sin embargo este proceso ejecutivo parece responder a una realidad virtual, pues Diego del Redal no solamente lograría permanecer en Inestrillas, sino que poco meses después, ahora definitivamente, recuperaba el tiempo perdido.

Un año después en 1619 accedía a la alcaldía de Inestrillas,elección que sería impugnada por su convecino Alonso de Vallejo ante la Chancillería de Valladolid. El recurso, incoado personalmente contra él,,consiguió su remoción del cargo,,medida que logró diferir el Concejo hasta finalizar su mandato.

Murió en 1625. Sobrevivió en cuatro años a sus burlados perseguidores, Don Bernardino Velasco, Conde de Salazar muerto en 1621 y a Felipe III de Austria, muerto también en 1621.


Textos de Miguel Angel Ramírez de Arellano: "Poder y sociedad morisca en el Alto Valle del Alhama.1570 a 1614". I.E.R., 2009.Logroño.


COMENTARIO DEL AUTOR:

La agitada vida de Diego del Redal, no siendo un caso excepcional en el terrible destino de los cientos de miles de moriscos afectados por el Bando de Expulsión  de 1609 a 1614, permite entrever algunas de las causas que propiciaron la permanencia de numerosos moriscos, años después de esas fechas:

1.- La existencia de redes clientelares que protegieron de la expulsión a ciertas familias moriscas y de relaciones de todo tipo, entre las que no eran menores las económicas.

2.- La complicidad de Concejos locales, alcaldes y curas en el ocultamiento y posterior sostén de los pretendidamente expulsos como Diego del Redal.

3.- La resistencia de los habitantes de algunas villas y lugares a aceptar, sin mas, la deportación de sus vecinos y eso aun sabiendo que en el caso de los Redal se hablaba de una familia de fuertes convicciones musulmanas que llevaron a la hoguera, a la cárcel y al tormento a numerosos miembros de las mismas.

4.- La condición de Diego de ex-soldado y su matrimonio con la cristiana vieja Petronila Perez, no le salvó de ir en los listados de expulsos, pero daba fe de sus estrechos vínculos con ambas comunidades, pues a la vez usa su influencia y su dinero en socorrer a otros convecinos moriscos en situaciones difíciles.

5.- Destaca la incapacidad de las autoridades reales para conseguir la captura y deportación del morisco Diego del Redal,hasta el punto de hacer pública su expulsión cuando era de todos los vecinos sabido que seguía en Aguilar o  Inestrillas.

6.- Unos años después, Diego del Redal, lejos de desaparecer, es elegido alcalde de la Villa.

No solo los Redal permanecieron en Inestrillas, también otros linajes moriscos se quedaron allí y en Cervera y Aguilar. Sorprendentemente los Amillo, que tenían hasta 7 parientes quemados en los Autos de Fe entre los años 1546 a 1599. También los Montero, los famosos del Infante, los Alcamar, Rubio, Guadix, Escudero, Alexandre, Valdelagua, De Vera, Burgos, De Jorge, de Arcos, Colato o Soria.