Moriscos de carne y hueso

Los moriscos en sus historias

Historias personales de personajes moriscos, transcritas desde los documentos originales. Blog asociado al portal www.losmoriscos.es. Autor: Doctor Enrique Pérez Cañamares.

AGUSTIN VINEYMA, MORISCO DE LOS QUE PERMANECIERON EN TORTOSA TRAS LA EXPULSIÓN, BEATO, SACRISTAN Y LIMOSNERO.

Escrito por historiasmoriscas 25-01-2015 en Permanencia. Comentarios (0)

Del artículo de Manuel LOMAS CORTÉS : "La permanencia morisca en la Ribera Baja del Ebro tras la expulsión de 1610".


"Agustín Vineyma, tornero, sacristán de la cofradía de Santa Ana y mayordomo, consejero y mayoral de la de Santiago años atrás, frecuentaba tanto la Iglesia de ese nombre-se encargaba allí de las limosnas- como la Iglesia Mayor de Tortosa. Amigo de la casa del licenciado Jaume Jordá, caballero de la ciudad, se decía que por piedad cristiana había hablado a las tropas de moriscos aragoneses camino de los Alfaques para que se embarcaran en paz -aunque otro testimonio negaba tal extremo-. Asistía y cumplía sin duda con todas las celebraciones religiosas, comía tocino y bebía vino, lo mismo que otros de los Vineyma.


Centro de Interpretación de la Semana Santa de Tortosa.Antigua casa de los moriscos Boteller.


COMENTARIO DEL AUTOR


Hemos localizado el testamento de Isabel Vineyma, dictado ante el notario Pedro Puigvert, en 1614. Isabel, es la hija de Agustín Vineyma y de Violante y viuda ya de Miguel Pino. De su testamento, cuya fórmula es similar a las de todos los dictados en esa época, destacaremos que deja como albaceas a  dos de su hijos  Guillem y Francesc, -tiene otros dos varones mas, Luis y Miguel- los cuales han eludido también la expulsión de 1610 junto con Violante Vineyma,hermana de éstos y esposa a su vez de Monserrat Curto, tornero.

Deja dicho Isabel, que su cuerpo sea enterrado en el vaso de la Iglesia de San Jaime, donde ya reposa su marido Miguel.  Tiene mandado, que en lo relativo a su entierro, se le de la extremaunción, y le sea administrada por el Cura y cuatro capellanes y le sean dichas diez misas en los altares que sus albaceas dispongan, mas otras dos Misas en el altar de Nuestra señora del Rosser del Monasterio de San Francisco y otras dos Misas en el altar privilegiado de las ánimas de la Seu de Tortosa. Además de todo ello, provee que por las animas suya y la de su marido, se funde un aniversario perpetuo en la Iglesia de San Jaume, por la cantidad de 6 Libras, moneda barcelonesa.

A su hija Violante, esposa de Monserrat Curto, le deja por herencia y legítima cinco sueldos,en "los cuales y en los que ya le doné en tiempos de su colocación-matrimonio-la hace como herencia mía particular".

A su hijo Francesc Pino le deja todos los muebles que se encuentran su casa, aunque la mayor parte ya eran suyos. De todos los demás bienes deja herederos a partes iguales a Guillem, LLuis, Miguel y Francesc Pino Vineyma, sus hijos. Último testamento, a 20/11/1614

Firman: Los moriscos Luis March y Joan Princep junto al escribano cristiano viejo Miguel Angel Granell.


Primera página del testamento de Isabel Vineyma hija de Agustín.Dictado en 1614 en Tortosa.


Los testimonios de los testigos que hablan de la piedad cristiana de Agustin Vineyma, así como el testamento de su hija Isabel, evidencian que la religiosidad de la familia era notoria. La misma actitud de detecta en otros de los linajes que fueron excluidos de la expulsión, como los Curto, emparentados como hemos visto por vía del matrimonio de Monserrat Curto con la nieta de Agustin,Violante Vineyma. Nos encontramos ante una claro caso de hiperreligiosidad, como estrategia de integración en el círculo de los cristianos viejos de Tortosa.

La frenética actividad religiosa de los Vineyma y los Curto entre otros, no es la única estrategia de integración de este grupo de moriscos. Se combina con el abandono del barrio morisco y la residencia en los barrios cristianos, con la lucha por pertenecer a Cofradías, gobierno  de la ciudad o  a las milicias -1- tanto como la práctica de los matrimonios mixtos con familias tenidas por cristiano viejas. Se recaba ante testigos, incluso la fama de comer tocino y beber vino como prueba irrefutable de su integración y abandono de toda mácula islámica. No son raros los casos de moriscos del Baix Ebre, especialmente en los pueblos tenidos por mas asimilados e incluidos en la primera categoría de las que establece el Arzobispo Manrique cuyos hijos y nietos son sacerdotes, clérigos o monjas.


Castillo de Tortosa


-1- La organización de la defensa de la ciudad en el siglo XVI estaba basada en los trastes. Este término se emplea en los documentos para referirse a los diferentes tramos de muralla, quince en total, en que se dividía el perímetro amurallado que protegía la ciudad. El mismo nombre recibían cada uno de los grupos de hombres o milicianos a quien correspondía la defensa de los paños de muralla. Los diferentes estamentos que conformaban la totalidad de la población -nobles, ciudadanos honrados y menestrales- participaban en diferente medida en la defensa de la ciudad. Los principales linajes, entre los que figuraban los más ilustres apellidos -Curto, Torrelles, carrizal de Sebil, Jordán, Sebil, Botellero, Soldevila y Despuig, entre otros- capitaneaban y tenían a sus órdenes los menestrales y parroquianos pertenecientes a las diferentes cofradías de la ciudad, que conformaban el grueso de las milicias.

En "Festa del renaixement de Tortosa.L'esplendor d'una ciutat al segle XVI"

PEDRO BANEGAS MORISCO DE OJOS, DONA SUS BIENES A LA IGLESIA EN 1613 ANTES DE LA EXPULSIÓN

Escrito por historiasmoriscas 05-01-2015 en Expulsión. Comentarios (0)

Documento inédito de la donación que remite nuestro colaborador Juan Romero.

Genealogía y datos de Pedro Banegas, remitidos por el investigador Buenaventura Buendía Banegas

"Donación que hace Pedro Banegas al Convento de la Santísima Trinidad de la ciudad de Murcia" . Archivo Histórico Provincial de Murcia.Protocolo 1739. Escribano, Juan de Mediano Villanueva, 1613, f.170.


Sepan cuantos est carta de donación vieren como yo, Pedro Benegas, vecino que soy de la villa de Ojós, otorgo y conozco por esta presente carta y digo que yo yendo mucha devoción y mucha voluntad al Convento de la Santísima Trinidad de la ciudad de Murcia, por las muchas y buenas obras que de él he recibido le hago donación buena, pura, mera, perfecta irrevocable, que el derecho llama entre vivos, para siempre jamás, al dicho Convento de la Santísima Trinidad y a quien de él hubiere causa en cualquier manera, los bienes siguientes



Claustro del Convento de la Santísima Trinidad de Murcia

Primeramente un bancal en la huerta de Ojós de abajo, de una cuarta de moreral, poco mas linde Alonso Banegas y Guillamón, vecinos de la dicha villa, otro bancal blanco en la huerta de arriba, de moreral de una tahulla, linde Maria Benegas y Diego López y otro bancal en la huerta de arriba de moreras de una tahulla linde Diego de Heredia y el acequia, y una cañada de tierra en el campo de cinco días y medio de sembradura, linde Alonso Hurtado; y en el camino de Mula; mas otra cañada de cinco días de sembradura, en el camino de Mula en el Achala, linde la Vanbea y Juan de España; otra pieza de un día de sembradura linde el camino de Mula, que pasa por ella y Alonso Hurtado; otro pedazo de dos días de sembradura, linde Fernando Gallego, digo de Villanueva; otra cañada de tierra blanca en El Campillo, linde con Andrés Turpín y Pedro García:


Vista de las huertas de Ojós,Valle de Ricote, Murcia.

 otro huerto de granados y prunas, linde Alonso de Buendía y el barranco, que todo lo susodicho tengo y poseo por libre de censo y otra hipoteca y debajo los linderos le hago la dicha donación con todas sus entradas y salidas, usos y costumbres pertenencias y servidumbres y derechos, cuantos han y haber deben, así de hecho como de derecho, y me desisto y aparto de la propiedad y señorío y posesión y otras acciones reales y personales, título, voz y recurso que me pertenece y puede pertenecer en cualquier manera a las tahuras y huertos y todo lo demás arriba declarado y deslindado y desde luego renuncio, cedo y traspaso en el dicho Convento y en quien de él hubiere causa y le doy poder y facultad para que por su propia autoridad o quien su poder tuviere como mejor visto les fuere, pueda tomar y aprehender la posesión de dichas tierras y huertos para que sea suyo y de quien el dicho convento hubiere causa, título, voz y razón en cualquier manera y como de cosa suya pueda disponer a su voluntad y en el entretanto que toma y aprehende la dicha posesión me constituyo por su inquilino, tenedor y poseedor, por el y en su nombre y doy por aceptada esta donación y por insinuada y si excede de los quinientos sueldos de tal exceso le hago otra tal donación y por legítimamente manifestada y renuncio las leyes que hablan de las insinuaciones y las que dicen que no valga las donaciones inmensas o generales y me obligo de no la revocar en testamento ni codicilo ni por otra escritura pública, ni en otra manera tácita ni expresamente, aunque suceda cualquiera de las causas por las que se puedan revocar las donaciones, ni pretendiendo que los bienes que me quedan no me basten, ni que fui engañado y soy damnificado enorme ni enormísimamente, o que dolo o engaño dio causa al contrato, y si la revocare no me valga la tal revocación y quede por el mismo caso aprobada y revalidada esta escritura, la cual otorgo con condición que el dicho Convento de La Santsísima Trinidad de la dicha ciudad de Murcia, que de presente hay y adelante hubiere hayan de decir cuatro misas, dos rezadas y dos cantadas, en cada un año para siempre jamás y quiero y es mi voluntad se digan en el dicho Convento y se asiente y fije esta Memoria en la tabla de memorias que hay en el dicho Convento, y para que obre por firme lo contenido en esta escritura, obligo mi persona,y bienes muebles y raíces, habidos y por haber, doy poder a las justicias de Su Majestad, de cualesquiera partes que sean para que a ello me  apremien, al fuero y jurisdicción y domicilio y la ley si conveneris de iurisdiciones no iuducum, para que me lo hagan así cumplir y pagar según dicho es, como por sentencia definitiva de juez competente pasada en autoridad de cosa juzgada, de que no hay apelación sobre lo cual renuncio a las leyes a mi favor y la sentencia en forma,

Vicente Carducho: "Expulsión de los moriscos"

 y así lo otorgué ante el presente escribano en la ciudad de Cartagena en veintitrés días del mes de diciembre de mil y seiscientos trece años, siendo testigos Juan Gil, vecino de la villa de Albacete y Juan Tomás vecino de Ojós y Francisco Valverde, vecino de Murcia, estantes en esta dicha ciudad y el dicho Juan Tomás y Juan Gil juraron a Dios y una cruz, en forma de derecho, conocer al otorgaste y ser el contendió, y lo firmo un testigo a su ruego., al cual yo el escribano doy fe conozco.


Testigo: Francisco Valverde y Corvalan, -firma-

Ante mí Juan de Mediano, escribano, - firma-



COMENTARIO DEL AUTOR

Como nos informa Buenaventura Buendia, Pedro Banegas Gaspar, fue hijo de Gonzalo Banegas de la Parra y de Maria Gaspar Carrillo,todos ellos de Ojós. Aparece en las listas de los moriscos expulsados y que pagaron las mitades a la hacienda Real, como recoge Jorge Gil Herrera en su trabajo "Expulsión y destierro de los moriscos mudéjares de Murcia-1610 a 1614-".Sin embargo el documento de donación que a continuación vamos a analizar y el hecho de que su descendencia directa llegue hasta nuestros días,  como demuestran los Libros Parroquiales desde donde se han elaborado los arboles genealógicos de su linaje,plantean la duda razonable de si realmente la expulsión se produjo pese a su inclusión en las listas de expulsos.


Los documentos que recogen las donaciones realizadas por los moriscos murcianos  a distintas instituciones eclesiásticas o a individuos particulares abundan en los momentos previos a la expulsión.No pocos, como el que dicta Pedro Banegas al escribano Juan de Mediano,se redactan desde el mismo puerto de Cartagena en los días previos a la expulsión.En algunos casos se trata de donaciones de ida y vuelta ya que no son extraños los casos en los que los moriscos "retornados" vuelven para reclamar sus bienes acogiéndose a cláusulas incluidas en los documentos que así lo permitían. En otros, los beneficiarios son parientes directos, autorizados a quedarse en tierras murcianas los que ponen a buen recaudo las haciendas de los expulsos. Pero en el caso de la donación de Pedro Banegas al Convento de la Santísima Trinidad, el truco está en otro sitio. El documento trata de evitar directamente la expulsión del donante por el sencillo método de introducir un párrafo, capital para entender las estrategias de última hora.Dice el texto que " en el entretanto -que el Convento-  toma y aprehende la dicha posesión me constituyo por su inquilino tenedor y poseedor por él y en su nombre..." es decir, que en tanto el Convento no haga efectiva legalmente la aceptación de la donación de bienes, Pedro Banegas es el inquilino y propietario de los bienes en nombre del propio Convento. Bastaba conque los trinitarios retardaran la firma de la aceptación  del suculento regalo, para que la situación jurídica ante la expulsión del morisco donante fuera, cuando menos, demorada, y la demora podía suponer la permanencia.

Por otra parte las instituciones eclesiásticas, párrocos y altos funcionarios que recibían las donaciones de los moriscos,indudablemente se convertían  mediante el trato previo, en valedores de la permanencia de los mismos, fuera de la forma que fuera,es decir bien mediante esas argucias legales, mediante la expedición de cédulas de limpieza, o bien sencillamente facilitando su traslado mas o menos temporal a otras localidades y parroquias.Todo ello no dejaba de ser una forma de soborno, aunque como se refleja en la redacción del documento, fuera bajo la apariencia de una manifestación de piedad cristiana.

Este conjunto de tácticas serán objeto de futuros trabajos.Valga de momento este botón de muestra.

Por lo que se refiere a la genealogía de Pedro Banegas, obsérvese que hasta el Siglo XVIII, los enlaces matrimoniales de los Banegas lo son con otros linajes de moriscos valricotíes.Tal es el caso de los Marín,Fustel,Santacruz, Salinas.....

 


DESCENDENCIA DE PEDRO BANEGAS GASPAR



1ra Generación

1. Pedro Banegas Gaspar nació en Ojós - Murcia - Parroquia San Agustín y murió en una fecha desconocida.  El se casó con Catalina Marín

Hijos de Pedro Banegas Gaspar y Catalina Marín

i.

2.

Francisco Banegas Marín nació en Ojós - Murcia - Parroquia San Agustín y murió en una fecha desconocida.

2da Generación (Hijos)

2. Francisco Banegas Marín nació en Ojós - Murcia - Parroquia San Agustín y murió en una fecha desconocida.  El se casó con Catalina Fustel Cerbellera, es hija de Alonso Fustel y Juana Cerbellera, el 27 Jul. 1625 en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista. 

Hijos de Francisco Banegas Marín y Catalina Fustel Cerbellera

i.

3.

Francisco Banegas Fustel nació en 1622 en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista y murió el 17 Abr. 1660 en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista.

ii.

4.

Catalina Banegas Fustel murió en una fecha desconocida.

3ra Generación Nietos

3. Francisco Banegas Fustel nació en 1622 en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista y murió el 17 Abr. 1660 en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista.  El se casó por 1ra vez con Damiana León Santa Cruz el 9 Mar. 1652 en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista. Damiana, es hija de Andrés León y Isabel de Santa Cruz, nació en 1624 en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista y murió el 20 Feb. 1685 en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista. El se casó por 2da vez con Isabel Gilabert 6 Abril de 1649 en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista. 

Hijos de Francisco Banegas Fustel y Damiana León Santa Cruz

i.

5.

Ana Banegas León nació en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista y murió en una fecha desconocida.

4. Catalina Banegas Fustel murió en una fecha desconocida.  Ella se casó con Fulgencio Buendía

4ta Generación Bisnietos

5. Ana Banegas León nació en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista y murió en una fecha desconocida.  Ella se casó con Patricio Salinas Ródenas el 10 Feb. 1678 en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista. Patricio, es hijo de Patricio Salinas Cerón y Catalina Ródenas, nació en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista y murió el 2 Jul. 1690 en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista.

Hijos de Ana Banegas León y Patricio Salinas Ródenas

i.

6.

María Salinas Banegas nació en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista y murió el 2 Ago. 1744 en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista.

5ta Generación Tatara-nietos

6. María Salinas Banegas nació en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista y murió el 2 Ago. 1744 en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista.  Ella se casó con Juan López Martínez el 16 Dic. 1693 en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista. Juan, es hijo de Juan López Alarcón y Margarita Alejandra Martínez, nació en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista y murió el 5 Sep. 1712 en Archena - Murcia - Parroquia San Juan Bautista.


LUIS LOPEZ MAYORAZGO, DESCENDIENTE DE LOS MORISCOS DE VILLARRUBIA DE LOS OJOS ES REGIDOR DE LA VILLA EN 1746

Escrito por historiasmoriscas 04-01-2015 en INTEGRACIÓN. Comentarios (0)

Trevor J. DADSON: "Los moriscos de Villarrubia de los Ojos,siglos XV -XVII ".

Luis López de Mayorazgo descendía en línea recta del mudéjar Alí de Mariota que, con la conversión de 1502,pasó a llamarse Pedro López de Mariota.La tatarabuela de Luis López de Mayorazgo era María Rodríguez "La Patrona", hija de Catalina Rodríguez y de Gabriel López.Este era a su vez nieto por línea paterna de Alí de Mariota.


Villarrubia de los Ojos

¿Puede haber mayor prueba de la asimilación de los moriscos de Villarrubia-y su continuada presencia en la villa-que el hecho de que un rebiznieto de un hortelano mudéjar llegara a ser regidor de su pueblo unos 244 años después de la conversión a la fe cristiana de éste?.


El Cigüela antes de llegar a Villarrubia

DON MAHOMA ALGARGEL, MUDEJAR, ALGUACIL DE LA ALJAMA DE AGREDA DENUNCIA A LOS ALGUACILES POR REQUISAR SUS BIENES

Escrito por historiasmoriscas 04-01-2015 en Requisas. Comentarios (0)

Miguel Angel MORENO RAMIREZ DE ARELLANO: " El Barrionuevo deAgreda una morería en los confines de Castilla".

El 12 de Mayo de 1360, Don Mahoma y sus adelantados, denunciaban ante el alcalde y los oficiales que, con motivos de las trabas impuestas para trabajar en días festivos y de letanías,los alguaciles penetraban en los talleres de menestrales mudéjares requisando sus pertenencias. En consecuencia, tras advertir de lo lesiva que resultaba esta intervención para el fisco Real, Don Mahoma presentó un privilegio otorgado en Almazán el 24 de Febrero del año anterior por el que el rey Pedro I prohibía estas incautaciones, y ordenaba so pena de 600 mrs la devolución de lo confiscado. Además en caso de desobediencia, se emplazaba a los oficiales a justificar su proceder abre la Corte Real.

Puerta del barrio mudéjar de Agreda

Una vez entregada esta cédula, los responsables de la aljama notificaron al concejo los excesos cometidos pòr el recaudador Ferrant Xemen al prendar algunas moras que lavaban lienzos en los ríos de la Villa. Imputación que rechazó el acusado aduciendo que, según se acostumbraba, cuando salían los clérigos por los campos con las cruces alzadas en días de letanías, eran detenidos todos los trabajadores, fueran cristianos, moros o judíos hasta que la procesión regresara intramuros de la Villa.Empero,a la vista del escrito real, el concejo ordenó a Xemen restituir las prendas a los moros y moras al igual que los bienes sustraídos a los judíos.


Procesión en Soria

De todos modos, estos hechos venían precedidos de actitudes irreverentes protagonizadas por judíos y moros con ocasión de manifestaciones públicas de fe cristiana, provocaciones que ante las protestas del cabildo parroquial motivaron que el años de 1303, Fernando V dispusiera bajo pena de sanción a estos infieles que no se detuviesen en las calles cuando acudían los sacerdotes a administrar la comunión a los enfermos o saliera la procesión el Santísimo Sacramento.Un mandato lamentablemente premonitorio.Por añadidura, el 8 de mayo de 1371, los clérigos agredeños lograron otra provisión de Enrique II de Trastamara prohibiendo que los almuédanos pregonasen en alto sus oraciones desde la morería, griterío que el vecindario cristiano consideraba ofensivo y escandaloso.


LORENZO HERNANDEZ MOTRICO, MORISCO DE CORRAL DE ALMAGUER, UN CASO DE RACISMO EN LA CONVIVENCIA COTIDIANA.

Escrito por historiasmoriscas 04-01-2015 en Racismo. Comentarios (0)

Mercedes GARCIA ARENAL: "Inquisición y moriscos: Los procesos del Tribunal de Cuenca".

" De lo frágil que era esta convivencia, del constante estado de tensión que hacía surgir incidentes y choques ante el menor pretexto, es bien significativo el relato siguiente: En la plaza de Corral de Almaguer, una morisca llegó a un carro que vendía peras con la intención de mercar media libra, pero viendo allí un grupo de hombres forasteros titubeó, temiendo acercarse y..



Plaza de Corral de Almaguer



" Uno de ellos le dixo: lléguese la perra que no la an de comer y esto lo dijo porque la morisca no quería llegar porque avía tanta gente y estando desta manera llegaron dos hombres que eran moriscos y el uno de los que era un hombre de buen cuerpo vestido de un sayo negro e una capa parda y el que le acompañaba tenia una cuera vestida acuchillada e una caperuça montera.


E el hombre del sayo prieto e capa parda y mas moço dixo: señores no hagáis burla de los probes, dejadles tomar su mercadería que tan buena es ella como vos.Y en esto respondió uno de dichos hombres segadores que estaban junto al carro: que habláis perro, miralo hablar, que aquí no le dice nadie mal, y el dicho hombre morisco dijo: a quien llamáis perro, que es mejor mi ley que no la vuestra. En esto pasaba el alcabalero que al oír al morisco dice: que decís perro, este repite lo que ha dicho, pasan a las manos y acaban el hombre del carro,el alcabalero y los dos moriscos prendidos por la justicia, que entregará a los dos últimos a la Inquisición". ADC.Leg.252.3403. Año1572.


Carreteros castellanos vendiendo mercancia


COMENTARIO DEL AUTOR:


El breve resumen de los hechos que comenta García Arenal, condensan con claridad los conflictos y la posición social de los moriscos de Castilla, especialmente los granadinos.De Corral de Almaguer, en la Provincia de Toledo, fueron expulsados un total de 130 personas comprendidas en 26 casas.La mayoría granadinos,aunque es  posible que el pueblo contara también con moriscos de los "antiguos", dada su cercanía los núcleos de Toledo, con 4.128 moriscos, Ocaña, 1.755 o Maqueda que contaba con 411.De manera que no podemos obviar la fuerte presencia en la vida cotidiana de esta zona de las comunidades e individuos moriscos y el impacto de sus relaciones con los cristianos viejos.Veamos algunas de las evidencias derivadas de los hechos de esta historia:

1.- Los segadores cristianos que están en la plaza en torno a los carros que venden fruta, son lo mas bajo en la escala social de la economía campesina, no solo por lo duro  de su trabajo, sino porque en su mayoría eran seminómadas -iban tras el avance de las cosechas-y contratados eventualmente por el tiempo que duraba la recolección.Sin embargo, se permiten considerarse "superiores" socialmente a los moriscos de Corral de Almaguer, pese a que si atendemos a  la descripción de su indumentaria que hace el auto inquisitorial, debían gozar de mejor posición económica que los pobres segadores.

El motivo de este sentimiento de superioridad no es otro que el religioso.Llamar perro a un morisco no alude a su posición social o su aspecto, que por el relato debía de ser mucho mejor en los moriscos que en los segadores, sino a la certeza de que los segadores están ante "otros" no cristianos.

2.- El morisco Lorenzo Hernández, no tiene empacho en pedir explicaciones a los que habían insultado gravemente a la joven compradora morisca, ni siquiera ante el recaudador de las alcabalas. Si bien la morisca que recela del grupo de hombres duda -probablemente temiendo lo que va a ocurrir-, Lorenzo no parece sentirse inseguro ante extraños en su propio pueblo.

3.- Una pelea de estas características, sin sangre por medio, no habría tenido la menor repercusión de haberse producido entre iguales, sin embargo, nadie acaba ante la justicia salvo los dos moriscos, los cuales terminan ante la Inquisición, seguramente expuestos a consecuencias mas que graves.

4.- Es de destacar el hecho de que cuando Lorenzo, el morisco,  interpela a los segadores, introduce un concepto de clase."No hagáis burla de los probes", dice, o en otra interpretación, no abuséis de los que son mas débiles, pues una mujer joven, sola y morisca, sin duda estaba en situación de debilidad ante los insultos de un grupo de arrieros y segadores cristianos.

5.- Finalmente, parece que la identificación de las mujeres moriscas, por la indumentaria, debía ser fácil a los cristianos viejos.El aspecto de la joven morisca y el "recato" en acercarse a un grupo de hombres de mala presencia, no dio lugar a dudas a los segadores: era "una perra morisca".