Moriscos de carne y hueso

Los moriscos en sus historias

Historias personales de personajes moriscos, transcritas desde los documentos originales. Blog asociado al portal www.losmoriscos.es. Autor: Doctor Enrique Pérez Cañamares.

MIGUEL CALLOSA, MORISCO DEL REAL DE GANDIA, PROCESADO POR LA INQUISICIÓN POR GUARDAR EL RAMADAN

Escrito por historiasmoriscas 27-02-2015 en Islamismo. Comentarios (0)

LONGAS, Pedro:" La vida religiosa de los moriscos".Universidad de Granada 1998.

"1582.Proceso de Miguel Callosa, morisco,vecino del  Real de Gandía: "Que en el dicho tiempo próximo pasado, dezían que era el ayuno de los moros, y trabajaban en el trapiche del Real y no comían ni bebían en todo el día hasta la noche; y sabe e vió que había allí muchos moriscos en el dicho día del ayuno, y señaladamente estaba el dicho Callosa y otros que declaró; los cuales trabajando en el dicho tiempo del ayuno, sabe que no comían en todo el día hasta la noche y antes del dicho tiempo todos comían y bebían y trayan de comer para todo el día y comían a sus horas con los christianos viejos; y pasada la luna del ayuno, que ellos dizen, también traen provisión para comer todo el día, y comen a sus horas como los christianos viejos".MIV,leg.49,exp. 18. AHN.



Puerta del antiguo trapiche del Real de Gandía


COMENTARIO DEL AUTOR


Los pueblos y alquerías de las comunidades moriscas de la Safor, en el cultivo y producción del azúcar, fue de vital importancia para las rentas del  ducado de los Borja de Gandía. En el cultivo, y tratamiento posterior de la caña en los  "trapigs" ,participaban miles de moriscos, como peones y maestros azucareros, pero también como auténticos comerciantes, financieros y transportistas de los panes de azúcar. Gandía, Oliva, Bellreguart, o Beniarjó, entre muchos otros pueblos, guardan restos patrimoniales o recuerdos locales del lugar donde se ubicaron estos centros de producción azucarera.Para hacernos una idea de la importancia del papel de los moriscos en la economía exportadora, baste saber que linajes moriscos como el de los Xep, moriscos acaudalados de Oliva, llegaron a comprar en ocasiones, toda la producción azucarera al Duque de Gandía y comercializar, mediante recuas de trajinemos y arrieros, su distribución hasta los rincones mas lejanos de Castilla y Aragón.

Durante la zafra, estos miles de moriscos,que representaban una mayoría social en la comarca de la Safor y aledañas, practicaban sus creencias islámicas con un amplio margen de libertad y probablemente de tolerancia de las autoridades locales, como muestra el proceso de Miguel Callosa, pues no estamos en este proceso inquisitorial, ante el castigo excepcional a un individuo sorprendido en la practica de un rito islámico, sino, como dice el propio fiscal del Santo Oficio, Miquel sólo era uno mas de los miles que guardaban el Ramadán sin recato ante sus compañeros de trabajo cristiano viejos.

JERÓNIMO CHECLIN, ENTERRADOR, MORISCO DE L'ALCUDIA DE LA VALL D'UXÓ, PROCESADO POR LA INQUISICIÓN

Escrito por historiasmoriscas 27-02-2015 en Valencia. Comentarios (0)

LONGAS, Pedro: "La vida religiosa de los moriscos".Universidad de Granada,1998


" Que el susodicho se a hallado muchas veces en entierros de moros, a los cuales a echo soterrar el sudo dicho con çeremonias de moros, haçiendo las huesas muy angostas para hecharlos de lado, y poniendo la cara a la alquila; poniendo también las mesmas huesas huecas, y no echándoles tierras encima, sino unas losas que cubren las sepulturas". leg.50. Exp.23.AHN

Vista de una de las tumbas moriscas de la Alquería de Benieto en extramuros de Gandía.



Tumba morisca de la Alquería morisca de Benieto. Véanse la tejas que hacen la función de losa para cubrir la tumba.


COMENTARIO DEL AUTOR


Con mayor motivo que en otros aspectos de los rituales islámicos clandestinos que practicaban los moriscos, el del enterramiento dio lugar a numerosas campañas de persecución por parte de las autoridades religiosas. Los reos de los rituales de la muerte fueron con frecuencia las mujeres, las comadres moriscas encargadas de amortajar a los difuntos y practicar el rito de lavar a cadáver, vestirlo con ropa limpia y amortajarlo a la morisca.Las amortajadoras aportaron una buena cifra de perseguidos y sentenciados por los tribunales del Santo Oficio en toda la geografía peninsular.

Pero también fueron perseguidos los encargados del acto de sepultar al difunto.Este es el caso de Jerónimo Checlin, enterrador, reclamado, según el proceso, por diversas comunidades por su pericia en darle forma a las fosas y su conocimiento de los ritos musulmanes al situar al difunto en la tumba.

Una parte fundamental del rito de enterramiento islámico consistía en enterrar en tierra virgen, no contaminada por otros enterramientos, ni por detritus animales, en fosa individual, de manera que no pudieran mezclarse los restos de varios difuntos, y con la cabeza mirando hacia la Meca.Sobre el difunto se colocaban lápidas destinadas a que la putrefacción no pudiera mover la cabeza del difunto de su orientación y evitar el acceso de animales a los restos. Entre otras concesiones arrancadas mediante el pago de fuertes sumas a Carlos I, los moriscos obtuvieron licencia para enterrar a sus muertos en cementerios propios separados de los cementerios cristianos. Conseguían así la intimidad suficiente para llevar a cabo los rituales citados.

Cuando se acentuaron las medidas represivas con el cambio de políticas de Felipe II, la Inquisición  obligó a los moriscos a vallar sus cementerios primero, con llave para que no pudieran rezar o realizar ceremonias mortuorias no-cristianas. Luego cerraron los fosares y después comenzaron a obligar a los moriscos a enterrarse en el vaso de las Iglesias, lo que no solamente era un mecanismo de control, sino un pingüe negocio para las Parroquias debido al pago de los servicios funerarios a que se obligaba a los nuevos cristianos.


FRANCISCO DE HAZAN, MORISCO DE ALGAR DE PALANCIA EN VALENCIA, CONDENADO POR POLIGAMO POR LA INQUISICIÓN.

Escrito por historiasmoriscas 27-02-2015 en Poligamia. Comentarios (0)

LONGAS, Pedro: " La vida religiosa de los moriscos".Universidad de Granada 1998


"Item que está casado con tres mujeres teniendo por cierto que lo puede hacer según la seta de Mahoma;y las dos de ellas las tiene en casa de los padres y parientes de ellas porque esté encubierto su delicti, y allí les da lo necesario para su sustento ; y hiço con ellas sus capítulos matrimoniales por mano de un alfaquí; y a las dichas mujeres y alfaquí los calla y encubre porque no sean fatigados; y tiene hecha obligación de dar a cada una de dichas mujeres, en garroferales y faenadas de tierras, valor de mas de quinientos ducados, en contemplación de matrimonio, con pacto de que, muriendo el dicho reo, ellas puedan pedir la dote ante el alfaquí referido en este capítulo; y las dos mujeres, de las tres que tiene, son parientas dentro del quarto grado" (MIV,leg.51, exp.32. AHN.



Calle del antiguo casco de la morisca Algar de Palancia.

DOTE DE ARRAS QUE HACE EL MORISCO GRANADINO DE CIUDAD REAL, ANDRES DE CARMONA, EN FAVOR DE SU ESPOSA ISABEL DE AGUILAR

Escrito por historiasmoriscas 26-02-2015 en DOTE DE ARRAS. Comentarios (0)

Del texto de MORENO DÍAZ,Francisco : "Los moriscos de La Mancha.Sociedad,economía y modos de vida de una minoría en la Castilla moderna".CSIC,2009.


"Sepan quantos esta carta de dote y arras vieren, como yo,Andrés de Carmona, vecino desta ciudad de Ciudad Real, hijo de Gabriel de Carmona y Brianda de Medrano, de la dicha ciudad, digo que por cuanto yo estoy desposado y velado según horden de la Santa Madre Iglesia con vos, Isabel de Aguilar, hija de Andrés López Lanjarón y de Inés de Aguilar, su mujer, vecinos ansímismo sesta dicha ciudad y es cosa justa y a derecho conforme que los hombres hagan escritura de los bienes y haciendas que reciben en dote y casamiento e para ayuda a sustentar las caragas del matrimonio con vos, la dicha mi mujer, del dicho vuestro padre para en quenta de las legítimas que os pertenecen y an de pertenecer çiento e noventamil y seteçientos e quarenta y çinco maravedías en bienes muebles y raíces apreçiados por personas puestas de conformidad de ambas partes.Que los dichos bienes y sus apreçios son los que siguen.....


Imágene de una boda tradicional  en Marruecos.


Todos los cuales dichos bienes apreçiados en la manara que dicha es, suman y montan los dichos çiento y noventa y cinco mil maravedís, de todo lo cual me doi por contento pagado y entregado a toda mi voluntad y prueba y excepción del dicho entregamiento, como en ellas y en cada una de ellas se contiene...

Un corral en la Morería de Ciudad Real.

Y porque a todas ellas quiero que vos, la dicha mi esposa os antepongáis como mejor en derecho y antes en tiempo y me obligo que cada y cuando y en cualquier tiempo  que entre nos el matrimonio fuese disuelto y apartado por muerte o divorcio o cualquier otro caso de los que el derecho permite, volveré y destituiré y pagaré los dichos maravedía de la dicha vuestra dote y arras a vos, la dicha Isabel de Aguilar y a vuestros herederos y a quien vos o por ellos lo haya de aver, luego que tal acaezca aunque el derecho me conçeda un año de retención, al cual desde luego renuncio.

ÇAD AD OMAR Y BOHAR BOI, MUDÉJARES DE PLIEGO Y CABEZAS DEL LINAJE DE LOS CABRERO, QUE PERMANECIERON TRAS LA EXPULSIÓN

Escrito por historiasmoriscas 25-02-2015 en Expulsión. Comentarios (0)

Texto original de PASCUAL MARTINEZ, J. : "La expulsión de los mudéjares de Pliego".


" De Çad ad Omar y de Bohat Boi procedían los "Cabrero". En 1419,  Hamete Omar era alcalde y Abraim Omar el alfaquí, en 1494 a 1501 Cad Omar era el alguacil. Después pasarían a llamarse "Cabrero" o "Vivo". De estos fueron echadas, al menos, nueve familias, de las que regresaron la gran mayoría, de modo que, a partir de 1620 sigue creciendo su presencia en la villa, incluso manteniendo su influencia en el gobierno del Concejo. En adelante estarán alrededor de doce casas. Juan Cabrero Martínez fue alcalde en 1612 y 1613.



Caserío mudéjar.Patrimonio mudéjar de Pliego.


Su hermana Maria Martínez Cabrero casa el 21 de Diciembre de 1613 con Ginés Ruiz. Rodrigo Cabrero -casado con Luisa Rubio- fue alistado para la expulsión, pero recibió ejecutoria del Conde de Salazar para ser excluido de los bandos.Cuando se vendieron sus bienes,estos tenían aneja una capellanía, que continuaba en el siglo XVIII y XIX. La refundó su hijo Juan y su consorte.

El 6 de Marzo de 1895, la Comisión para el arreglo de capellanías y pías fundaciones de la Diócesis de Cartagena, para ejecutar en la Ley Convenio de 24 de Junio de 1867, estudió la petición de Pedro Fernández Godínez y sus hijos Ginés Fernandez Manuel y Antonio Fernández Manuel, laicos,de la conmutación de los bienes dotales de la capellanía colativa familiar de sangre que en la parroquia de la dicha villa -De Pliego- fundó Don Juan Cabrero. El escribano Antonio Joaquín Fernández Salinas casó con una Godínez. Pedro Fernández Salinas y Godínez casó con Remedios Manuel Cabrero, hermana del presbítero Don Diego Manuel Cabrero*.


El castillo de Pliego dominando el Valle del Guadalentín.



COMENTARIO DEL AUTOR

La trayectoria vital de los mudéjares de Pliego, diseccionada admirablemente en el libro de José Pascual Martínez, se inscribe en una nueva hornada de trabajos que estudian desde una óptica local las peripecias de las sociedades mudéjares y moriscas a lo largo de varios siglos. No se trata ya, sólo, de análisis históricos y documentales o  de la microhistoria de individuos o grupos locales. La lupa del autor aplicada al grupo mudéjar,  nos remite también a trabajos - ver a Ramírez de Arellano, Gil Herrera o Soria Mesa- que tienen que ver  sin duda con la Antropología o la Sociología,  pues en el discurrir del relato se abordan  problemas mas generales que atañen a otras comunidades moriscas, tales como los cambios identitarios, la función social y política  de las instituciones de la Monarquía y la Iglesia, las relaciones entre diversos sectores de la sociedad ante los cambios y otro sin fin de aspectos que todavía han de dar lugar a numerosos trabajos de ampliaciones sucesivas de la aguda mirada del autor.


* Los Manuel, Salinas o  Godínez,  que parecen mencionados en las actuaciones de 1867 y emparentados con los Cabrero, son otros tantos linajes moriscos que llegaron a Pliego durante el siglo XVI y  posteriores,  de los que daremos noticias post sucesivos..